miércoles, 10 de julio de 2019

Emprendedores de KAUST

Sadeem Technology

Ayer leía en el periódico la triste noticia de las inundaciones en una localidad de Navarra y que el alcalde decía que no habían tenido ningún aviso de lo que podía pasar, y me ha venido a la cabeza Sadeem Technology.




Imagina una ciudad inteligente en la que hay instalados unos sensores que pueden dar información sobre las zonas en las que habrá inundaciones, es decir, no sólo sabes que va a haber una tormenta porque te lo han dicho en el parte metereológico del telediario, si no que estos sensores te dicen que estas tormentas van a causar inundaciones y te dan información sobre la magnitud de las mismas, la rapidez a la que se van a producir y qué calles van a ser las más afectadas. Pero no sólo eso, ya que también pueden monitorear el tráfico y así detectar las carreteras en la que habrá más congestión y ofrecer rutas alternativas. Pues bien, esto existe y ya está en funcionamiento en ciudades como Dubai, Austin (Texas), Ciudad de México y en la ciudad de Madinah en Arabia Saudi.

Sadeem Technology es una startup fundada, junto con otros dos socios, por mi amigo Esteban, al que conocí cuando estaba terminando su doctorado en Ingeniería Electrónica en KAUST

En 2016 ganaron el premio a la mejor startup basada en tecnología IP por el Centro de Emprendedores de KAUST que les dio su primer impulso. En 2017 compitieron con otras 1000 startups de todo el mundo y ganaron el primer premio a la mejor startup global en GITEX Future Stars, y a partir de ahí muchos más premios hasta hace sólo unos días que han sido uno de los ganadores de la Entrepreneurship World Cup celebrada en KAEC, Jeddah.


Wayakit

Luisa y Sandra, son las dos estudiantes de doctorado en Ingeniería Ambiental en KAUST que están detrás de este pequeño invento que a los que nos gusta viajar con poco equipaje (¡para tener espacio para comprar más!) nos viene de perlas, incluso cualquier noche si tienes una cena y se te cae la salsa encima y no te quieres pasar tres horas en el baño para hacerla todavía más grande, Wayakit es la solución.

Wayakit es un quita manchas de bolsillo pero que a diferencia de los que encontramos en cualquier tienda, no contiene sustancias químicas, es totalmente orgánico, no necesita agua, no daña la ropa y absorbe los olores.

El equipo de Wayakit también ha ganado muchos premios, recientemente consiguieron el tercer puesto en Startup Turkey, ¡¡¡felicidades!!!


Give Them a Smile

Una de las cosas que más me gusta de KAUST es que es una comunidad muy unida y no paras de conocer a gente de todas partes del mundo, ya sea por trabajo o en una barbacoa, y por qué no, aprovechar el hecho de vivir en esta pequeña ciudad internacional para una buena causa. Esta fue la idea de dos amigas, Tsiky, a la que felicito desde aquí ya que hace sólo dos días hizo la defensa de su tesis doctoral en Ingeniería Eléctrica, y Elisa, una italiana super deportista que como hacía yo hasta hace unos meses, organiza eventos en KAUST.

Tsiky es de Madagascar y un fin de semana, a principios de 2016, hablando con Elisa del sueño de las dos de ayudar a los niños más necesitados, decidieron crear Give Them a Smile, una pequeña iniciativa para que los que vivimos mejor podamos poner nuestro granito de arena y que los niños del pueblecito de TsikyMahasoabepuedan ir al colegio, ya que es un país en el que el 46% de la población no saben leer ni escribir. Poco después viajaron a Madagascar para ponerse manos a la obra, conocer a los niños y sus familias (si tenían), y organizar todo para que pudieran ir al colegio. Empezaron con 14 niños y a medida que más gente ha querido ayudar, este número ha ido creciendo. 
Jan, Tsiky y Elisa con los niños
Yo, como me imagino que la mayoría, siempre he tenido miedo a dar dinero a ONGs que luego no se sabe si les llega algo o se queda por el camino, y al menos con Give Them a Smile, quizás por ser de amigas de confianza y haber vivido con ellas todo el proceso desde que empezaron, sé con seguridad que el dinero va a ser para la educación de los niños. Con los 100$ que das al año, no sólo pagas el curso escolar de un niño, si no también el uniforme, los zapatos, los libros y el material para el cole, y si al final del año sobra algo de dinero les compran ropa y cualquier cosa que necesiten.
Esta es una foto de los niños con su ropa nueva

No hay comentarios:

Publicar un comentario